Atlántico

mi punto de vista sobre el cigarro electrónico

Estoy cansado.
mi punto de vista sobre el cigarro electrónico
Cansado de oír decir a mis conocidos que esto es cancerígeno, que esto es peor que fumar, que lo han escuchado en la tele o leído en algún periódico y que los especialistas aseguran que es así; cansado de que mis familiares y amigos se preocupen al escuchar esos comentarios...

Yo también he leído esos artículos, y con cada uno que leo mi incredulidad va en aumento. ¿Cómo es posible que profesionales de la medicina (o periodistas poniendo esas palabras en su boca) digan que el cigarrillo electrónico provoca cáncer, que contiene metales pesados o alquitrán entre otros? ¿Se han molestado en leer cinco minutos sobre el tema, o se basan también en lo que han oído de fuentes más que dudosas?

Pues como estoy cansado de oír y leer todos esos comentarios que considero absurdos, quiero resumir lo más brevemente posible mi experiencia con el e-cig: como otra mucha gente por aquel entonces, conocí el mundo del vapeo hace ya tres años, buscando una alternativa ocasional para poder 'esquivar' la ley antitabaco y seguir de ese modo fumando en locales cerrados, pero nunca con la idea de dejar el tabaco. Cuál fue mi sorpresa al descubrir, a los pocos días de haber comenzado a vapear, que no había vuelto a tocar un cigarrillo? Tenía la cajetilla encima de la mesa y no la tocaba, no por la fuerza de mi voluntad (que de eso tengo poco), sino porque no me apetecía, porque había descubierto algo que me satisfacía igualmente, que no me provocaba la horrible tos matutina que había sufrido durante años, y que además me entretenía.

Y me puse a leer sobre el tema. He leído a lo largo de tres años, y sigo leyendo, todo lo que llega a mis manos sobre el cigarrillo electrónico; sobre los estudios que se han realizado y los que están en curso, sobre lo positivo y lo negativo, y tengo muy clara mi postura al respecto:

Esto no es inocuo, eso está claro y fuera para mí de toda duda, pero no tiene absolutamente nada que ver con el tabaco y me atrevo a decir que si siquiera deberían compararse exceptuando la gestualidad al utilizarlos. De los cerca de 4000 componentes de un cigarrillo 'tradicional', entre los cuales se han detectado más de 300 dañinos, y unos 40 cancerígenos (de esto sí que hay estudios), el único componente que comparten con el ecig es un pequeño porcentaje de nicotina, y solo si el usuario desea utilizarla (a modo de recordatorio, la nicotina es un vasoconstrictor con propiedades adictivas, pero nunca se ha demostrado que sea un producto cancerígeno como mucha gente cree). El resto de componentes del líquido que inhalamos son la glicerina vegetal, el propilenglicol (ambos de grado farmacéutico), agua y aromas para la alimentación con base no oleosa. Y nada más, no existe ningún otro componente dentro de los líquidos que utilizamos, y esto es algo que me gustaría que le qued!

e claro a todo aquel que tenga a bien leer mi experiencia.

¿Y por qué llevo ya tres años? Mucha gente me pregunta lo mismo, que por qué no he dejado también esto? y mi respuesta es clara: yo no vapeo para dejar de fumar, vapeo para no volver a fumar (la frase no es mía, pero mía la hago porque la comparto totalmente). Por desgracia, sigo tan enganchado sicológicamente al tabaco que con mi ínfima fuerza de voluntad podría volver a recaer en cualquier momento. Y como no quiero recaer, como desde hace tres años me encuentro físicamente mejor que nunca, como mi cardiólogo me ha dicho que vapear es mucho mejor que fumar, y como me gusta, pues entonces sigo vapeando, y creo que seguiré haciéndolo hasta que alguien descubra una pastillita que cuando te la tomes desaparezcan para siempre todas las ganas de fumar. Mientras tanto, éste es el mejor sustituto del tabaco que he encontrado.