Síntomas

Que la crisis ha pasado lo dice la Comisión Europea, el Gobierno y algunos interesados más en decir que estamos ya en el nivel previo a que nos estallara una burbuja nacional y otra internacional. “Es la macroeconomía, estúpido”. Porque en la microeconomía todavía queda mucho camino por recorrer para alcanzar ese nivel. Pero hay algunos síntomas que apuntan a que algo va mejor. Por ejemplo, que aumentan las fugas de trabajadores que están insatisfechos con sus trabajos. Eso es debido a que, en efecto, hay mayor posibilidad de cambiar de empleo, y eso permite decir al jefe que no merece ese cargo que ahí se queda, porque ese es uno de los primeros motivos para dejar un empleo por otro, además de la falta de expectativas en la carrera profesional. Ya que las empresas no suben el sueldo hay quien tiene suerte de que puede cambiar de empresa. Y lo hacen sin ningún remordimiento, oiga.