ciento cincuenta y tres años del puente nuevo de a ramallosa

ciento cincuenta y tres años del puente nuevo de a ramallosa

 En 1865, ante el notrio perteneciente al Colegio de A Coruña, y con residencia en A Ramallosa, Don Domingo Fernández Costas dio fe  del contrato en el distrito municipal de Nigrán, cuya parroquia es de San Pedro de A Ramallosa, partido Judicial de Vigo. Comparece Don Manuel y don José Antonio Rodríguez, ambos sacerdores  y hermanos. El primero ecónomo de esta parroquia, de 43 años  y Don José Rodríguez de sesenta años parroco de Santa María del Rosal. 
Habiendo sido necesario trasladar la capilla que con la advocación de SAn Mauro y San Campio, contiguo al nuevo puente que acaba de construir para dejar la carretera que viene de Porriño a Baiona. Cecen no solo para la nueva capilla, sino su atrio donde se encuentra el vistoso y muy fotografiado Cruceiro. Ambos sacerdotes heredaron de su tio Don Francisco, abad de Couso, parroquia de Gondomar, el cual falleció en el año 1847. 
Lugar a labradío y viña de unos 7 ferrados (4.000 m2) y cuyos linderos son : naciente hoy carretera 550 Vigo-Baiona, norte y poniente, bienes del mencioado mecenas, sur, el río Miñor.
En consecuencia, los hermanos Rodríguez como dueños de la mencionada finca, ceden a favor del Santuariode San Mauro y San Campio el terreno para uso exclusivo. Si en caso de urbanizar o trasladar la capilla a otro lugar, la propiedad volvería a los citados propietarios, donadores, y en este  caso pasaría directamente a mi familia Besada, qeu a la vez seríamos los propietarios. Se da la anécdota de que en la capilla de San Mauro y San Campio solo nos podíamos casar la familia Besada.
Siendo párroco Don José Cordeiro, se hizo una expropiación de unos metros para la ampliación d ela calle Rorrente Ballester, a la altura donde se encuetra el kiosco de periódicos y que se pargó un buen dinero la familia Besada loo donó para su parroquia de San Pedro de A Ramallosa. 
Algo mássabesmos de cuando se construyó el puente por donde circulaba el tan deseado tranvía de Vigo-Ramallosa-Baiona, con esa hermosa estación convertida hoy en la casa de la tercera edad en el paseo de San Campio. Algo más ya sabemos de mi villa viciosa que e ni más ni menos que la parroquia de San Pedro de A Ramallosa.