ANTE EL DÍA DE LA MUJER

Primeros síntomas del cambio

Primeros síntomas del cambio

nnn Silvia Cernadas, investigadora y biógrafa de María Vinyals, considera que estos casos han sido acallados “por los prejuicios existentes a lo largo de toda la historia de la humanidad y establecidos desde los roles prehistóricos; en el siglo XIX con el nacimiento del feminismo se puso la ciencia al servicio del patriarcado para demostrar supuestamente que las mujeres eran menos capaces”. Para Cernadas, esta situación pervive en la actualidad: “Hoy en día somos más conscientes de nuestros derechos, pero muchas veces no  percibimos la desigualdad”. Así, muestra su preocupación por el repunte machista en la juventud.
Precisamente, tomando de base la tesis de Xoana Pintos, el departamento de Igualdade de la Universidade de Santiago programó una serie de actividades como una exposición, “Mulleres no laboratorio: primeiras científicas da USC”, destinada a recorrer los institutos.
Otra iniciativa que reivindica el papel de la mujer viene de mano de la editorial Urco, que apostó por dar modelos femeninos reales y con garra a las niñas y que además se expresen en gallego. Así dedicó una colección de literatura infantil a las protagonistas del país bajo el nombre “Mulleres Bravas”. Coordinado por Andrea Jamardo Seijo, ya tiene cuatro títulos en el mercado. El último es sobre Xulia Minguillón, una artista lucense que estuvo muchos años vinculada a Vigo, donde retrató a la clase alta de la ciudad. Un gran talento, también olvidado por la historia. 
En Vigo, en 2011 María Casar elaboró la ruta “Sons das mulleres”, por encargo de Mulleres Nacionalistas y con el apoyo de la Concellería de Igualdade con quince paradas desde la Praza 8 de Maio a Concepción Arenal. “Lo enfocamos para visibilizar a mujeres ya reconocidas en sus sectores con otras anónimas, como Herminia López, Manuela Hernández e Blanca Nieves Blanco (entrevistadas para el diseño de la ruta)”, afirma Casar. El Movimiento Feministas, los lavadores públicos, calles de oficios (Ostreiras, Cesteiros) o plazas que albergaban mercados (verduras en Argüelles, pan en Porta do Sol, pescado en la Princesa o el mercado popular en Constitución) se combinan con puntos relacionados con la escritora Rosalía de Castro, la ginecóloga Olimpia Valencia, la quiosquera reprasaliada Rosario Hernández, la anarquista Urania Mella o las pedagogas Concepción Arenal, Ernestina Otero y Antía Cal, pero también con la emigración gallega, pues el 40% son mujeres, por lo que hace una parada en la Estación Marítima: “Pretendemos ver la ciudad desde otro punto de vista, destacando el material humano”, dice Casar, quien volverá a guiar un recorrido por las placas que constituyen la ruta el 24 de marzo.n