SOCIEDAD

Syriana RFC, los refugiados que esperan vivir del fútbol

El equipo, formado por sirios, palestinos, iraquíes y libaneses, debutará en septiembre en Bélgica

Los futbolistas del Syriana RFC, ayer durante uno de sus entrenamientos en Amberes.
Los futbolistas del Syriana RFC, ayer durante uno de sus entrenamientos en Amberes.
Syriana RFC, los refugiados que esperan vivir del fútbol

Nombres internacionales, talento deportivo e ilusión por despuntar en la Liga. El Syriana RFC tiene todos los ingredientes que comparte cualquier equipo de fútbol profesional que prepara su pretemporada pero un detalle les hace diferentes, su plantilla está formada por refugiados.
En un campo de fútbol a las afueras de Amberes, la segunda ciudad más grande de Bélgica tras Bruselas, jóvenes sirios, palestinos, iraquíes y libaneses entrenan con la mirada puesta en septiembre, momento en el que el Syriana RFC ("Refugee Football Club") debutará en la cuarta división del fútbol belga. Su director e impulsor, Adam Razok, es también un refugiado: llegó a Bélgica desde Siria en el año 2014, huyendo de la guerra civil que aún hoy asola su país natal. "Empecé a ver bastantes jugadores con mucho talento en los propios campos de refugiados. Les preguntaba por qué no jugaban con equipos profesionales y ellos me decían que no podían porque no hablaban la lengua de sus países de acogida y no conocían a nadie", explica Razok con la vista puesta en el entrenamiento.
Fue a principios de 2016 cuando Razok se decidió a hacer realidad la idea de formar un equipo de fútbol para los refugiados que acoge Bélgica, un proyecto que se ha encontrado con muchos obstáculos en su primer año y medio de vida. "Cuando empezamos, entrenábamos en un parque y no teníamos ni siquiera pelota de fútbol", cuenta Razok, que agrega que tras un tiempo comenzaron a recibir financiación de patrocinadores y pudieron comprar material.

El papel de Cristiano Ronaldo
El equipo, que alquila ahora un campo de fútbol al aire libre a las afueras de Amberes para sus entrenamientos dos días a la semana, comenzará la próxima semana el rodaje de un anuncio promocional que pretende dirigir al jugador del Real Madrid y de la selección de Portugal Cristiano Ronaldo para pedirle su apoyo. "Hemos visto que Cristiano ha hablado sobre los refugiados y los niños sirios, así que sabemos que está concienciado con esta causa", afirma el director del equipo, que confía en que el vídeo llegue al madridista para ganar visibilidad y apoyo financiero.
Pese a las trabas económicas, el ambiente entre la veintena de jugadores y su entrenador, Ahamed Aoufi, es idéntico al de un entrenamiento de un equipo profesional. Aoufi trabajó con las categorías inferiores de la selección iraquí y lleva 16 años viviendo en Bélgica. Organiza jugadas, planea estrategias y dirige la marcha de sus pupilos. Admira a Pep Guardiola, del que  destaca su "gran carisma" y cercanía hacia sus jugadores.
En los entrenamientos del Syriana, el árabe es el idioma de referencia. Razok asegura que los diferentes dialectos y acentos representados en la plantilla no son obstáculo para entenderse. No obstante, el auténtico reto llegará en septiembre, con el debut en la cuarta división belga, un estreno que los responsables del Syriana llevan esperando mucho tiempo.
"Estamos entusiasmados. Esto llega después de un año y medio de entrenamientos, más que suficiente para comenzar en la competición de verdad", sostiene Razok, que se muestra convencido que el equipo despuntará entre el resto de equipos belgas.