GALICIA

La ley del juego se adaptará a los cambios en las apuestas

La oposición parlamentaria coincide en la necesidad de actualizar una norma de hace 33 años

Paula Prado fue la encargada de defender el anteproyecto.
Paula Prado fue la encargada de defender el anteproyecto.
La ley del juego se adaptará a los cambios en las apuestas

El PPdeG sacó adelante ayer  una iniciativa en el Parlamento gallego -con el apoyo del BNG, la abstención de PSdeG y el rechazo de En Marea- en la que insta a la Xunta a realizar una nueva ley de juego gallega debido a las "importantes carencias" de la actual norma -que data de 1985- frente a los "cambios" en los últimos años en los tipos de apuestas resultantes de los avances tecnológicos. En la comisión institucional, la diputada popular Paula Prado subrayó que considera "muy importante" esa reforma para una "mayor seguridad" de los colectivos vulnerables, como puedan ser menores, mediante mejoras en el "control" por parte de la administración de "los peligros" por abuso del juego.
Así, cree necesario el "mayor consenso" para realizar cambios en aspectos como la publicidad, la cuantía de las fianzas que deben presentar las empresas o las modificaciones en el régimen sancionador para una mejor protección de personas ludópatas y menores. "Nos preocupa especialmente la ludopatía", dejó claro Paula Prado, quien aboga por eliminar cualquier "incitación" al juego a menores. A modo de ejemplo, ha dicho que le parece "sorprendente" que en la televisión salga Neymar, al que los "niños admiran", "diciendo que se juegue al póker" en anuncios durante la interrupción de series juveniles.
Por su parte, la oposición coincidió en la necesidad de actualizar una ley hecha hace 33 años, si bien apunta que esperará a conocer la presentación del anteproyecto para realizar aportaciones. Luís Bará (BNG) se quedjó de que "sin tiempo no era desde 1985" para reforma esta ley, al tiempo que mostró su deseo de que la participación sea "más amplia que en el caso de la ley de espectáculos". Señaló que es "preocupante" el grado de empleo de apuestas electrónicas por gente joven, mientras cree que se debe prestar especial atención a la fiscalidad, ya que sostiene que hace falta un "control exhaustivo" para que no se pierdan ingresos por parte de la administración.
Por su parte, Carmen Santos (En Marea) censuró que no hay una "propuesta concreta" por parte del PP más allá de una iniciativa "vacía de contenido", que "no concreta cómo" se va modificar la ley de juego. Por ello, la diputada de En Marea avisa de que los "dramas ligados al juego patológico no se superan con las propuestas vacías como las del PP", y remarca que solo apoyará una nueva ley que "garantice que no se explotará la situación de personas en situación de vulnerabilidad".

Evolución exponencial
Juan Díaz Villoslada (PSdeG) lamentó que el texto de 1985 se modificó unas "cinco o seis veces" a través de las leyes de acompañamiento a los presupuestos, lo que "tiene como consecuencia una desactualización normativa" en materia de juego, en vez de haber llevado a cabo un nuevo texto articulado en todo este tiempo de un ámbito que ha "evolucionado en una forma absolutamente exponencial".
En respuesta, Paula Prado (PPdeG) apuntó la creación de un grupo específico en la comisión del juego para abordar la ludopatía y la protección a menores, en donde "se oirán a todos los sectores". Finalmente, valoró la postura del BNG como la más coherente de una iniciativa que busca el impulso de una reforma en la que "todos" coinciden y achaca a una posición "partidista" que PSdeG y En Marea no hayan votado a favor. n