GALICIA

Feijóo tilda de "excepcional" la muerte en el PAC de A Estrada

Promete "rigor" en la investigación, mientras la oposición pide la dimisión del titular de la Consellería

Núñez Feijóo, durante su intervención en el pleno del Parlamento autonómico.
Núñez Feijóo, durante su intervención en el pleno del Parlamento autonómico.
Feijóo tilda de "excepcional" la muerte en el PAC de A Estrada

n n n  El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, aseguró ayer que la muerte de una persona en el Punto de Atención Continuada (PAC) de A Estrada en el mes de agosto, sin atención médica, derivó de un caso "excepcional" ante el que se actuó según establecen los "protocolos asistenciales" y que, en todo caso, se investiga mediante una "inspección sanitaria". El fallecimiento de un hombre en el PAC del municipio pontevedrés centró la primera sesión de control del periodo de sesiones, ya que al respecto preguntaron los líderes de En Marea y BNG, que reclamaron al presidente de la Xunta que aproveche su inminente remodelación de Gobierno para cesar también al responsable sanitario del Ejecutivo, Jesús Vázquez Almuiña.
En cuanto a lo sucedido durante este verano en A Estrada, el máximo mandatario autonómico explicó que en la citada jornada solo se contaba con un equipo médico porque la persona a la que se había llamado para formar parte del segundo equipo se confundió y "entendió que estaba destinado en otro", mientras que en el momento del suceso, el personal sanitario regresaba de realizar una atención urgente y grave en un domicilio, "a propuesta del 061 y de la Guardia Civil".
En todo caso, remarcó que para abordar esta cuestión, "desde hace semanas está iniciado un expediente" en la inspección médica que dirimirá "si hubo alguna irregularidad" en el fallecimiento de esta persona; cuyos familiares ayer  siguieron el debate parlamentario desde la tribuna de invitados.

críticas de la oposición
Sin embargo, desde la oposición no consideran suficiente esta investigación y ayer abrieron la puerta a la solicitud de una comisión de investigación parlamentaria al respecto, dada la magnitud de lo sucedido. Una vez más, el debate entre Núñez Feijóo fue especialmente tenso con el portavoz de En Marea, Luís Villares, a quien le recordó que en sus partidos afines hay quienes sí valoran la sanidad pública, ya que "ahora saben cómo se atienden a la gente en los hospitales públicos, incluso a los prematuros", apuntó en relación con los líderes de Podemos, Irene Montero y Pablo Iglesias, frase que generó abucheos en las filas de En Marea.
Según Villares, la "falta de elegancia" de Núñez Feijóo para hablar de niños prematuros, "demuestra falta de argumentos" sobre el tema a tratar, mientras que el presidente lamentó que al portavoz de En Marea le parezca mal "que alguien de su partido que tiene más cerebro que usted hable bien de la sanidad pública". Sobre el suceso de A Estrada, el portavoz de En Marea ha incidido en que el fallecido, José Manuel Brey, "no es un número, es un nombre, una persona" que murió por los recortes aplicados por el Gobierno gallego, algo que es "inmoral e ilegal" porque el plan funcional del Sergas indica fórmulas para cubrir bajas imprevisibles.
En la misma línea se manifestó la nacionalista Ana Pontón que se preguntó "qué más tiene que pasar para que se deje atrás esa política sin alma" que permite morir a personas sin atención médica. En su cara a cara con Feijóo, Pontón cuestionó al presidente gallego qué tipo de política sanitaria impulsa cuando en pleno año 2018 "muere una persona en un servicio de urgencias porque no había personal para atenderlo" mientras que la gerente de la Xestión Integrada de Santiago, Eloína Núñez, no considera este hecho tan importante como para interrumpir sus vacaciones.
Para la portavoz del Bloque, son urgentes propuestas de cambio que pivoten sobre un plan de mejora de la atención primaria para que no no vuelva a ocurrir "nunca más una muerte en urgencias por falta de médicos". 

condolencias
Frente a todo ello, el máximo mandatario autonómico reiteró sus condolencias a los familiares del fallecido, a los que prometió que tendrán "justicia" y conocerán la "verdad" sobre lo sucedido. "Tienen toda la razón los familiares en exigir justicia y la tendrán", remarcó Núñez Feijóo que apeló al transcurso de la inspección sanitaria ya que tratará este suceso "con rigor" por lo que no habrá "ni trampa ni cartón". Del mismo modo, ensalzó el estado de la sanidad pública en Galicia porque aunque "todo es susceptible de mejora" el sistema público de salud en la actualidad está mejor "desde todos los puntos de vista" que en 2009 con más médicos y mejores infraestructuras que con el Gobierno bipartito.