LA DELEGADA EN VIGO TRATA DE INCORPORARLA A LA RED DEL CONSORCIO GALEGO DE SERVIZOS

Moaña pide 200.000 euros a la Xunta para terminar la guardería

El alcalde de Moaña, José Fervenza Costas, del PP, recibió ayer a la delegada de la Xunta en Vigo, la también popular María José Bravo Bosch, con la petición prioritaria de 200.000 euros para terminar la guardería municipal, en construcción en la Finca de Pazó del barrio de Quintela.
Bravo Boch se comprometió 'a realizar de inmediato as xestións oportunas para comprobar se escola infantil cumple os requisitos técnicos que pide o Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar, da Consellaría de Traballo e Benestar, para incorporala a súa rede de escolas infantís a través do Plan Educa', que sería el primer paso para que la Consellaría valore si puede afrontar el coste final de las obras, unos 200.000 euros según la primera valoración hecha por los técnicos municipales.

La delegada de la Xunta, María José Bravo, pasada la una de la tarde llegó a Moaña, en una visita calificada 'de traballo', acompañada de la jefa territorial de Traballo e Benestar, Carmen Bianchi, siendo recibidas por el alcalde y gran parte del gobierno local (del PP). Un total de 22 asuntos puso el regidor sobre la mesa, aunque fijó como prioridad lograr la ayuda de la Xunta de Galicia para terminar escuela infantil de Quintela, y poner en marcha un taller de empleo centrado en la recuperación de molinos y el empedrado del atrio de la capilla de Samertolameu, precisó Fervenza.

Tras la visita al Concello y la reunión de trabajo, los políticos se desplazaron a la antigua Casa de Pazó, acondicionada para escuela infantil, dado que María José Bravo y Bianchi tenían interés en conocer las instalaciones. Dada la amplitud de la misma, creen que lo hecho se adapta a lo que pide la Xunta. Explicó el alcalde que Construcciones A. Varela Villamor, inmersa en concurso de acreedores, le comunicó en los primeros días de enero que renunciaba a seguir con la obra, por lo que está parada. El Concello desde entonces está realizando una valoración del coste que tiene terminar la primera guardería municipal, unos 200.000 euros, aunque el regidor apostilló que tienen que comprobar lo que Varela Villamor dejó contratado, aparte que el Concello debe a la constructora un total de 234.976 euros, cantidad que suman las facturas impagadas desde el 31 de agosto de 2009, entonces Moaña con gobierno BNG-PSOE.

'Queremos botar unha man a Moaña, e a gardaría é unha prioridade', manifestó Bravo, a la que sorprende que no exista informe sobre si se adapta a lo exigido por la Xunta, al ser una obra que contó con subvención de la entonces Vicepresidencia, que gestionó el nacionalista Anxo Quintana.n

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >