Una beluga recupera un móvil que cayó al mar