Zona en la que estaban las tumbas neolíticas de O Irixo dañadas