Un devastador incendio en el astillero de Placeres en Marín destruye varios barcos