La afición recibe al Celta en el hotel de concentración