La afición del Celta volvió a recibir de forma multitudinaria al bus de su equipo