Opinión

El "Conejo" de Ministros

Opinión

El "Conejo" de Ministros

Cuando Pedro Sánchez creía tener la justificación perfecta de la imposibilidad de formar Gobierno con Podemos, quedando ante la ciudadanía como el salvador de la democracia y la congruencia política, evitando gobernar en coalición con un Pablo Iglesias irredento con el que discrepa profundamente, va el líder de Podemos y renuncia humildemente a formar parte del Gabinete presidencial.
Jaque mate. El secretario general del partido morado ha afirmado con solemnidad, todo vestidito de blanco, que no va a ser una excusa para que no haya un Gobierno de coalición de izquierdas. En un vídeo de menos de un minuto, con camisa nívea cuello mao -casi una túnica- y tono pausado y sincero semejaba la encarnación de un mesías que sacrifica su persona por el bien superior de España. En verdad os digo que mi generosa ofrenda es la semilla de un Ejecutivo de esperanza, del que renuncio a formar parte, confiado en que resucitaré al tercer día, o en el siguiente proceso electoral. Fue lo que le faltó decir a Iglesias, consciente de haber puesto una enorme pelota en el tejado de Sánchez, que todavía estará intentando normalizar el rictus de asombro de su rostro.
El Presidente en funciones estará ya buscando nuevas razones para vetar los votos de Unidas Podemos y volver a abanderar el argumento de la dificultad de formar un Ejecutivo bicolor que entorpecería la gobernabilidad del país. Poca salida le queda ya, si no es impedir que ciertas figuras podemitas sean ministrables y la capacidad en última instancia para decidir las personas y las carteras con perfil más bajo que dirigiría Podemos.
La idea genial de Iglesias ha dejado prácticamente desarmado a Sánchez. Pero en relación con las ideas, conviene recordar una frase genial de John Steinbeck, Premio Nobel de Literatura en 1962: "Las ideas son como los conejos. Usted obtiene un par, aprende a cuidarlos, y muy pronto tendrá una docena". Estoy seguro de que abundarán las ideas en las inverosímiles reuniones del próximo "Conejo" de Ministros.