Opinión

Preparados? Listos?? Ya???

Opinión

Preparados? Listos?? Ya???

Lo único reconfortante es que parece que estamos mejor preparados que en 2008 para afrontar una nueva crisis económica. Con eso hemos de contentarnos, ya que todos los indicadores, vaticinios y previsiones auguran que la negra sombra de una nueva recesión empieza a extenderse desde Mordor para cubrir la Tierra Media de occidente. 
Oyendo a nuestra ministra de economía en funciones, no parece que sea necesario, de momento, embarcarse en una misión épica que aplaque la ira de Sauron y destruya el anillo que le da el poder devastador. Tan solo reconoce la “ralentización” en el ritmo de crecimiento de la economía y asegura que es “una posibilidad” que la previsión del PIB baje del 2% para este año. Zapatero negó con cinismo que hubiera crisis hasta que el país ya estaba inmerso hasta el cuello en ella. En clara referencia a ello, la ministra de Economía en funciones, Nadie Calviño, aseguró el pasado lunes que “por supuesto avisaría si llegara otra crisis”. Ya podemos dormir tranquilos.
Pero los indicadores son una evidente amenaza para la tranquilidad que parece transmitir la ministra. La semana pasada hemos conocido que los concursos de acreedores han aumentado casi un 24% en el segundo trimestre con respecto al mismo periodo del año anterior, de manera que el número de concursos presentados en España acumula trece trimestres consecutivos de incrementos. 
Aunque la economía española siga creciendo a un buen ritmo, las previsiones de crecimiento se han retocado a la baja hasta el 2% y, el PIB, se ralentiza marcando la menor tasa desde 2014. Es posible que los españoles estemos adelantándonos a lo que parece una evidencia; a pesar de que la renta bruta crece a un ritmo del 5,8%, las familias prefieren ahorrar a gastar. La tasa de ahorro ha crecido hasta el 8,7% de su renta disponible.
El consumo eléctrico del sector industrial, uno de los termómetros más fiables para medir la salud económica, está sufriendo el hundimiento más fuerte en siete años, cuando se vivía uno de los momentos más críticos de la crisis económica.
Las incertidumbres geopolíticas (Brexit, guerra comercial China-EEUU) amenazan nuestro sector exterior, de sustancial importancia para superar la última crisis y sostener el actual PIB.
Por tanto, ¿estamos mejor preparados para afrontar una nueva crisis? Pues hay que ponerlo seriamente en duda, ya que la mayoría de los profetas de lo económico coincide en afirmar que en términos de déficit y deuda pública, España sería el país más afectado de la eurozona. Hoy tenemos un déficit prácticamente del 100% del PIB cuando en la crisis de 2007 era del 35,8%.

Comentarios