Viajes

Dicho así, sin anestesia puede parecer una barbaridad, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha pasado casi una quinta parte de su mandato fuera de España y ha dado casi tres vueltas al mundo tomando la circunferencia del Ecuador. Alguien habrá que relacione su pasión viajera con la previsible brevedad de su mandato sin darse cuenta de que salvo en dos ocasiones que quizá podrían haberse demorado o aplazado -la gira iberoamericana por cuatro países y el viaje a Cuba- el resto han sido para cumplir con obligaciones internacionales inexcusables como los viajes a las cumbres internacionales de rigor y a cumplimentar a los países vecinos. Y por supuesto a Bruselas. Desde el 2 de junio ha salido de España en 15 ocasiones. Los viajes de Pedro Sánchez contrastan con la quietud que también en este aspecto demostró el expresidente Mariano Rajoy que no era un apasionado viajante. En fin, que si el presidente del Gobierno se mueve parece que desatiende los problemas internos y que si no viaja deja de convertirse en el comercial de los productos de la Marca España que debe ser.