Opinión

TRES TRIMESTRES

En las manifestaciones del pasado domingo contra la reforma laboral se escucharon los gritos de rigor y se vieron pancartas y carteles contra los recortes, unos más imaginativos que otras. De entre todos ellos elijo uno que volvía la oración por pasiva. Uno de los puntos clave de la reforma laboral es la regulación de las causas objetivas del despido, y entre ellas que tres meses de disminución de ventas es motivo para ponerlos en marcha. El pasquín en cuestión emplazaba a Rajoy a crear empleo en ese espacio de tiempo o en caso contrario a que despidiera a sus ministros. Como es de suponer que el plazo dado a las empresas no es aleatorio, tampoco lo será para el Ejecutivo. ¿No?

Te puede interesar