Sueldos

Lo raro no es que un 58% de los trabajadores en paro no estén dispuestos a aceptar un empleo que no cumpla sus expectativas salariales, sino que haya un 42% dispuesto a aceptar trabajar por un sueldo insuficiente. Según los datos del paro, dos millones de personas estarían en la tesitura de mantener su situación de desempleados que trabajar y seguir siendo pobres, que es una categoría que ha crecido con la crisis económica de hace una década y de la que todavía disfrutan los más vulnerables. Con los contratos basura del PSOE ya se comenzó a poner en circulación la teoría según la cual es mejor trabajar aunque se gane poco que no hacerlo, y así se puso la alfombra roja a la precariedad que se ha enseñoreado del mercado laboral. Puede que su situación laboral acabe mejorando, o seguramente no, porque los contratos que se les ofrecen son temporales. Y no es por no trabajar porque  el 70% de los parados prefiere trabajar por la misma percepción del seguro de desempleo.