Salvini y Abascal

Salvini y Abascal

Matteo Salvini está orgulloso de ser un ultraderechista sin complejos que inspira todas las zafiedades ideológicas, y está dispuesto a arrasar con todo el acervo común que ha logrado acumular la sociedad occidental recogida en leyes. La última es dar carta de naturaleza a la defensa propia en el domicilio. De ahí a permitir la tenencia de armas en plan estadounidense solo hay un paso. Y de ahí al incremento del número de muertos por el uso de armas, solo hay otro.  Y si lo de Italia es grave tanto o más son las alabanzas del líder de Vox, Santiago Abascal, a la medida italiana con la falacia de que la dictadura progre pretende que la gente se deje robar, violar y matar dentro de sus propias casas. ¡Anda ya! Ser de ultraderecha no significa que se tenga que aceptar el creacionismo, que la tierra es plana, que no hay cambio climático y que es mejor defenderse uno solo a que el Estado sea el  único depositario del uso de la violencia de acuerdo a las leyes. ¡Qué miedito!