Opinión

Ocio nocturno

Opinión

Ocio nocturno

Desconozco cuál es la aportación del ocio nocturno a la formación del Producto Interior Bruto que se acaba de despeñar hasta caer en una sima del 18%, que le va a costar tiempo remontar. Lo que sí se sabe es que el ocio nocturno en distintas variedades está detrás de un buen número de rebrotes del covid-19. También desconocía que fuera una actividad económica tan intensa como para que su cierre o limitación fuera a causar un cataclismo económico y social. Por supuesto que es preciso proteger empleos y empleadores. Pero para eso están las medidas del escudo social que tratan de minimizar esos efectos perjudiciales en forma de ERTE, de créditos y de moratorias. Se ponen paños calientes y se reduce el horario de cierre como si el virus se fuera a dormir con hora fija. Donde unos tienen prisa por recuperar su actividad económica y el dinero perdido por la pandemia sin reparar en aforos o a sabiendas de que es imposible mantener el distanciamiento social, otros debieran preocuparse por atajar los focos ciertos de contagio. Otra vez salud vs economía.  

Comentarios