Opinión

NADA ES LO QUE ERA

Primero fueron las ruedas de prensa y comparecencias públicas de responsables políticos sin preguntas, luego la decisión de la Liga de no permitir a los periodistas de radio que retransmitieran en directo los partidos de fútbol si no pagaban el peaje, y ahora RTVE retransmitirá los partidos desde un estudio. También vemos las últimas guerras sin muertos y con trazos verdes como en un videojuego, y las narran periodistas que van 'encamados' con un consejero de prensa al lado. ¿Dónde queda la emoción que es capaz de transmitir quien presencia en directo un acontecimiento? ¿Y si se viera la TV sin volumen?

Te puede interesar