Les roban

Desde una perspectiva no independentista resulta difícil fiarse de ERC. Últimamente, tampoco los más radicales entre los secesionistas tampoco parecen fiarse de ellos y han rociado de estiercol algunas de sus sedes por no 'apretar' lo suficiente. A ERC se debe que Carles Puigdemont no convocara elecciones autonómicas cuando estuvo a punto de hacerlo por intermediación del lehendakari Urkullu, y a ERC se debe la convocatoria anticipada de elecciones por no aprobar elproyecto de PGE del PSOE y Unidas Podemos. Y aun así goza de una pequeña bula porque parece que se ha convertido en el partido más pragmático dentro de los independentistas y el más dispuesto a iniciar una nueva etapa de diálogo sin independencia unilateral. El portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufíán dio una muestra de ello en el pasado debate de investidura. Y dijo una verdad como un templo que ha corroborado la Audiencia Nacional: a los catalanes no les roba España, sino Jordi Pujol, entre otros. Al otrora respetado presidente de la Generalitat le han encontrado en Suiza una cuanta con 18 millones de euros. Rufián lleva razón.