Las ausencias

La excusa puede ser que como dentro de un mes se celebran las elecciones europeas, había que guardar los argumentos para ese momento pero lo cierto que es que las ausencias en los debates y en los mítines de los asuntos que se van a decidir en Bruselas han sido clamorosos. Lo mismo que las consecuencias del Brexit sea ordenado o desordenado, o de las relaciones con China, o la mirada hacia los países con gobierno ultranacionalistas, o la posición de España en el mundo y en Latinoamérica. En fin, que los partidos políticos han ocultado cual es su programa sobre la política exterior de España con su importantísimo componente económico. Con los británicos con un pie fuera de la UE, con Italia al borde como siempre de convertirse en el hombre enfermo de Europa, España tiene que comenzar a actuar como el vagón que va detrás de las locomotoras europeas, Alemania y Francia, que tampoco están muy boyantes. Los partidos tendrían que haberselo contado a los ciudadanos. El tiempo ya ha pasado.