Independientes

Los independientes fichados por los partidos políticos probablemente sea una de las últimas leyendas urbanas puestas en circulación. Es llegar a puestos de responsabilidad o representación en un partido político y el independiente se convierte en converso que tiene que demostrar de forma continua su pureza de sangre y la reverencia al líder carismático, que les lleva a sufrir de buenas a primeras una regresión a la infancia. Bien es cierto que no todos los independientes sufren ese proceso. A Luis Garicano jamás habría dicho que los migrantes recogidos hace dos semanas por el Open Arms son “biencomidos pasajeros”. No es la primera boutade del exvicepresidente mundial de Coca Cola, Marcos de Quinto, fichado por Albert Rivera, se supone que para ilustrarnos con sus conocimientos económicos, aunque hasta el momento solo se le conocen algunos comentarios de una provocación infantiloide y de una presunción relamida. Quedamos a la espera de sus propuestas. Trabajadores del mundo estad preparados.