Imagen y enfermedad

Imagen y enfermedad
Arte y enfermedad han estado relacionados de manera íntima desde siempre. Hay médicos que se han dedicado a estudiar los retratos más famosos de la historia del arte para detectar las enfermedades que podían padecer los modelos y de las que fueron tratados o no en su día, además de las numerosas obras en la que la enfermedad es la protagonista principal. El papel de detectar las enfermedades a través de la reproducción de la imagen corresponde a las redes sociales a la que cada quien sube fotos y más fotos que permiten conocer los posibles trastornos de salud que se padecen siempre que estos den la cara al exterior. A la actriz Denise Richards, ‘chica Bond’ en ‘El mundo nunca es suficiente’, exesposa de Charlie Sheen, fueron sus seguidores de Instagram quienes la avisaron de que percibían un abultamiento por debajo de la nuez en sus fotografías que resultó ser una afección del tiroides de la que se puso en tratamiento. Al menos en esta ocasión la enfermedad de la adicción a las redes sociales ha tenido efecto terapéutico.