Hermanos

Todas las reglas tienen excepciones que las confirman. Y puede haber tantas excepciones como casos se planteen. Viene esto a cuento por un estudio realizado por las universidades de Edimburgo y Sydney según el cual los hermanos mayores son más inteligentes que los que vienen a continuación debido a que han recibido una estimulación mental superior a sus hermanos pequeños, y que así ha quedado demostrado en las pruebas realizadas a lo largo del tiempo con el coeficiente intelectual, la capacidad de lectura y que tienen más memoria, más retentiva visual... Pero cualquier pareja con hijos sabe que los que vienen detrás están más espabilados y que aprenden, sobre todo las artimañas, más rápido por una cuestión de supervivencia. Otro estudio, esta vez de la Universidad de Leipzig, los hermanos menores están más sanos, bien porque los padres han aprendido pediatría sobre la marcha, bien porque los avances científicos les mejora la salud. Como se dice en fútbol, las estadísticas están para romperlas y todo el mundo conoce hermanos mayores que son tontos contemporáneos y hermanos menores que van para académicos.