Opinión

GILA

Las crisis son grandes momentos para los humoristas. Y entre ellos Miguel Gila gana en vigencia cada día. A saber, el Instituto de Enseñanza Secundaria Vila-Roja de Almanssora (Castellón) ha expulsado a un alumno por colgar en Facebook una fotografía en la que aparecen sus compañeros dando clases con mantas porque no tenían calefacción. ¿Recuerdan el monólogo de la factura del colegio de los calpilorcios de Gila? 'Calefacción: 10.900. ¿Y si le mando caliente de casa que es muy contestón? Quite la calefacción y le compro una bufanda'. Quizá sea una solución de emergencia: una paliza y una manta y no hay que montar tanto alboroto. Y que el chico vuelva a clase.

Te puede interesar