Escenografía

El revuelo que se ha montado con la decisión de la Junta Electoral Central de dejar participar a algunos de los preso por el ‘procés’, en ruedas de prensa desde la cárcel de Soto del Real lejos de suponer un motivo de preocupación tendría que serlo de satisfacción para los constitucionalistas. Resultaba enternecedor escuchar al candidato de Junts per Catalunya a un escaño por la provincia de Barcelona,  Jordi Sánchez, sentado modosito ante una mes con la bandera de España y un retrato de Felipe VI a su espalda. No habrá acudido a muchos actos con tal escenografía. Pero es lo que tiene encontrarse bajo la jurisdicción de Instituciones Penitenciarias, que resaltó la escenografía legal, y no de Serveis Penitenciaris.  Su mensaje fue el consabido, que si pacto con referéndum, que si autodeterminación, que si es cuestión de tiempo, bla, bla, bla. Todo dicho bajo la bandera de España para que quedara claro que no se le juzga por sus ideas sino por sus actos.