Opinión

El enemigo

Opinión

El enemigo

El presidente de la Generalitat, Quim Torra ha llamado tres veces a La Moncloa: “¿Es el enemigo? Que se ponga…” pero al otro lado del teléfono no hay nadie. Torra utiliza todos o muchos de los elementos del humor, la paradoja, el absurdo, la brocha gorda... Si en lugar de estar en Cataluña estuviera en un circo sería el payaso triste. Al ser el presidente de todos los catalanes su actuación resulta patética, y es tan mala que incluso entre sus partidarios hay quien está pensando ya en la forma de quitárselo de encima. Torra ha llamado a La Moncloa pensando que allí está su enemigo, que le iba a cantar las cuarenta y decirle que dejara los ataques para otro día. Sin embargo Torra ha llamado al teléfono equivocado porque el enemigo lo tiene en casa, y quizá debiera llamar a Waterloo para saber qué hacer con los del tsunami y con su policía al mismo tiempo. “¿Sois los del tsunami? Pues apretad, que ahora Buch envía a los mossos y os brean”.  De Gila.