Opinión

CIS

Una encuesta es la fotografía de un momento y con el tiempo van quedando desvaídas, pierden color, se deterioran si sufren algún accidente casero o incluso se pierden si son pasto de las llamas. Solo al CIS se le ocurre publicar a bombo y platillo una encuesta preelectoral realizada cuarenta días antes de la cita con las urnas cuando se preveía que iba a haber incendios, accidentes, altercados y demás parafernalia independentista. El resultado es que el barómetro electoral del CIS es el que más se ha alejado de los resultados del 10-N y su responsable José Félix Tezanos está en la picota y el instituto demoscópico del país con su labor en entredicho por partidista, por tratar de ayudar a los suyos. Lleva razón cuando dice que ni él es adivino ni el CIS hace pronósticos, Pero lo que si puede tratar de hacer es ahormar a la opinión pública con la opinión publicada.  No ha conseguido ni una cosa ni otra, ni acertar, ni condicionar porque los votantes ya se habían olvidado de lo bien que le iba a ir al PSOE.

Comentarios