Candidata

En el Título I de la Constitución, dedicado a los derechos y deberes fundamentales, dentro del Capítulo Segundo, sección 1ª De los derechos fundamentales y libertades públicas, en su artículo 26.2 establece que “Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social…”.  ¿Queda claro, no? No deja de ser un deseo bienintencionado que no siempre se cumple, que hay delincuentes reincidentes pero que también los hay que cuando salen de la cárcel lo hacen limpios de polvo y paja, con sus antecedentes penales en blanco y con sus derechos ciudadanos intactos. Pilar Baeza, candidata de Podemos a la alcaldía de Ávila, condenada en su día a 30 años de cárcel como cómplice en el asesinato de la persona que la violó que ejecutaron su novio de entonces y un amigo, es nueva víctima de una campaña de recuerdo del pasado acompañada de chantaje político. 
Hay quien no cree en la reinserción. Ni en el género humano.