Opinión

A LA BAJA

Mientras que para quienes tienen trabajo su principal preocupación es el miedo a perderlo, quienes no lo tienen han variado el tiro y si en tiempos en los que había empleo se inflaban los currículum ahora se da el proceso inverso. Los aspirantes a trabajadores se ven obligados a quitarse méritos porque son un lastre para un minitrabajo para el que se encuentran sobrecualificados y por el que cobrarán un minisueldo. Dispuestos a encontrar trabajo como sea y donde sea lejos de su formación están dispuestos a mandar al limbo sus años de estudios, y con ellos una parte de su dignidad, a la espera de poder recobrar ambos.

Te puede interesar