Opinión

ALIVIO

Cuando los responsables de las entidades financieras conocieron la intención del Gobierno de poner en manos de dos auditoras la evaluación del sistema financiero español les corrió un escalofrío por la espalda. La losa del 'ladrillo', los activos tóxicos que tienen en sus balances y que deberían aflorar, pesa, según algunas estimaciones hasta los 200.000 millones de euros. Pero dieron un suspiro de alivio al conocer que una de ellas era Oliver Wyman, uno de cuyos méritos es haber nombrado mejor banco del mundo al Anglo Irish Bank dos años antes de que fuera nacionalizado, que ya es tener visión y competencia. Ahora esperan que su apreciación tenga el mismo nivel de acierto. A su favor, of course.

Te puede interesar