Opinión

Acepto las condiciones

Opinión

Acepto las condiciones

La inocencia refresca el paso del tiempo y da perdón a nuestro comportamiento; es verdad que existen situaciones en que no queda más remedio  y uno confía en el imperativo legal; aunque sepamos que estamos desprotegidos ante tal consentimiento. En función de lo que vemos, de lo que compramos, de lo que leemos, qué decimos en Whatsapp o colgamos en la red  se conoce nuestro perfil ideológico y desvelado éste nos convertimos en mercadería, en top manta de elecciones.
La innovación está al servicio del ser humano; pero se le ha ido la mano en el empleo de  datos dejándonos faltos de privacidad. La información tiene acceso a nosotros y nosotros cada vez tenemos menos acceso a una buena información. Ello sirve de reflexión al Periodismo y también para las muchas operaciones que realizamos en nuestras tareas diarias. Cuando navegamos por Internet y suscribimos en la casilla haber leído y aceptado las condiciones estamos faltando a la verdad  por no pararnos en la ristra del escrito que se encuentra en alguna parte. El ahora y aquí de la prisa impide hacer  descanso  en ese cometido y cuando avanzamos lo importante es ser conscientes que la aceptación no nos protege; aunque la normativa europea camina en esa dirección. El problema de privacidad se soluciona con tecnología igual que se ha provocado con tecnología. Al  decir "acepto las condiciones" dejamos de ser propietarios de los datos y, por tanto, repartimos el acceso. Las empresas, sin esa necesidad  y obligatoriedad de preservar lo privado, y los  gobiernos, que tienen entrada a la información que manejan las empresas, marcan un futuro de ciencia ficción. 
La quinta generación de tecnologías de telefonía móvil que viene de camino, con sello ¨made in China¨ y nombre  Huawei, seguirá cambiando nuestras vidas y lo hará para que tengamos menos actos privados e intransferibles. El 5G trae seguridad a los coches autónomos, móviles, ordenadores,  electrodomésticos y casas. Si hoy hay unos siete mil millones de dispositivos conectados a la red cuando el internet de las cosas se generalice se esperan 100 mil millones de dispositivos conectados en 2025. España está todavía imbuida en cobertura 4G y aunque es uno de los líderes actuales no aparece en cabeza del 5G  donde están EE.UU, China y Japón.
La tecnologia 5G nos permitirá saber hasta cuántas veces abrimos el grifo del agua, tiramos de la cisterna, en qué programa ponemos el lavavajillas, a qué horas encendemos el televisor o abrimos la puerta de casa. La inclusión del 5G nos invalida en libertad pero seguro que aceptaremos las cláusulas y  esos datos serán valiosos para otros. Por si lo había olvidado, cuando no aceptamos las condiciones no podemos seguir operando, es decir, o dice sí o no hay otras alternativas. Es lo que hay.

Comentarios