Opinión

¿QUIÉN SERÁ?

He conseguido paralizar absolutamente la ciudad, liquidar al sector de la construcción. Me he cargado el PGOM, no he hecho ni una sola de las 6.000 viviendas de VPO que prometí, ni he dado una sola licencia para vivienda colectiva, tampoco he publicado las ordenanzas de edificación definitivas. Tengo el proyecto del Plan del Ensanche paralizado, sin resolver ni un solo suelo urbano consolidado, ni urbanizable. En el Casco Vello y en el centro de la ciudad sigo dejando que Patrimonio me imponga las licencias de forma arbitraria y todo ello manteniendo a mi amiga al frente del negociado.


También me he cargado la seguridad jurídica pasándome por allí todos los convenios firmados con la Xunta, ya sea para el Hospital, la Ciudad de la Justicia o la depuradora.


Por mi parte no ha de quedar el impedir que siga adelante el Area Metropolitana, la Ciudad del Frio, la Ciudad de la Justicia, el Hospital Metropolitano, la Biblioteca Estatal, la integración de la ETEA, la implantación de la UNED, el Campus del Mar, el Centro de salud de Navia, la ampliación de Citroen, el anexo del Corte Inglés en Navia, la implantación de Ikea, las ocurrencias de mi socio, etc.


En cuanto al puerto, ya he paralizado el museo, las fuentes luminosas, la nueva terminal y estoy preparado para hacerlo con cualquier otra cosa que me propongan.


También me he cargado la Fundación Provigo, el Instituto de Estudios Vigueses, sigo con lo de la Federación Vecinal y demás colectivos.


Al Auditorio lo he castrado, sin parte comercial, de oficinas, sin foso para los músicos, sin aparcamiento suficiente, cerrado todo el día, con un hotel que no puede rentabilizarse, sin actuaciones?


Me he enfrentado con todos los ayuntamientos limítrofes a quienes les pienso seguir negando el agua, transporte y todo lo que pueda.


He engañado a Nouvel con lo de la torre en medio de la Ría, a Moneo con lo del nuevo ayuntamiento, a los de GOC con lo de Beiramar, a Mayne con la macroestación, a mi partido, a mis concejales, a mi socio de botín electoral en el ayuntamiento (a ese lo machaco cada dia y como si nada), a cantidad de colectivos ciudadanos, vecinales y de todo tipo.


Prometo solemnemente todo tipo de cosas, que no relato para no aburrir, y luego no cumplo absolutamente ninguna.


Cuando la ciudad tiene un problema, paso totalmente, le echo la culpa a otros, miento como un burro (no pasa nada) y que les den. Paso de Autopista del Mar, de puerto nodal, de poner en funcionamiento la Plisan, del Tax Lease, de la industria auxiliar de la automoción, del naval, del AVE a Oporto, de la salida sur, del ferrocarril a Bouzas, del puente de Rande, del futuro del aeropuerto, del transporte metropolitano, de aparcamientos disuasorios, de NovaGalicia banco, del AVE por Cerdedo, etc. Exijo que eso lo gestionen y lo solucionen otros, al fin y al cabo, a muchos mamíferos con papeleta les trae sin cuidado.


En toda mi vida política he perdido absolutamente todas las elecciones a las que me he presentado, ocupando cargos por designación digital o por pactos entre perdedores, pero con cambiar las aceras, llenar la ciudad de carteles 'alcaldía', ir de localista y tener un periódico que disciplinadamente me hace la ola, tengo suficiente.


Dicen que cada ciudad tiene lo que se merece. De momento, eso parece.

Te puede interesar