Opinión

MENTIRAS, MEDIOS Y CALIDAD CIUDADANA

El pasado martes, 20 de marzo, 'periodistadigital.com', que dirige el prestigioso periodista Alfonso Rojo, publicaba un artículo que titulaba 'El Faro de Vigo, escudero de uno de los alcaldes socialistas mas mentirosos de España'. Entre otras muchas consideraciones, relación de promesas incumplidas y un amplio listado de las mas variopintas mentiras, contenía frases como las siguientes: 'Este caso patológico ha llamado la atención de Periodista Digital y lo propone a politólogos en ciernes como tema para una original tesis doctoral ? El poder de la mentira y la mentira al Poder', 'Esta extraña combinación entre mentiroso compulsivo y Antoñita la fantástica, ha hecho de Abel Caballero un político, o lo que sea, de esos que acabarán estudiando los antropólogos.' 'Nunca nadie ha hecho tantas promesas incumplidas sin que se le mueva un solo músculo de la cara o se le salgan los colores. Este auténtico profesional de la mentira es la demostración viviente de la poca importancia que tiene la verdad en el ejercicio de la política en España'. 'No es que sobreviva políticamente porque sea un listillo, sino porque está amparado por el Faro de Vigo, el periódico de mayor tirada de la ciudad, que ensalza a toda plana sus fantasías y sus mentiras y oculta a la opinión pública sus contradicciones, sus chapuzas y sus crasos errores de gestión'. Casi nada.


Que un político mienta sistemáticamente a sus ciudadanos, a quienes le mantienen y a quienes se debe, es en España, no solo gratis, sino que puede llegar a tener, aplicado a ciudadanos que nada hacen por informarse correctamente, como es el caso, grandes rendimientos políticos.


Abel Caballero, un economista que no ha dirigido una empresa en su vida, y que salvo tratar de desasnar, en plan teórico, a muchachos recién salidos del bachillerato, es un personaje que dedica la práctica totalidad de su tiempo al cultivo descarado del voto necio, algo que desgraciadamente en Vigo, resulta enormemente rentable.


¿Se informan fidedignamente gran parte de los vigueses?. NO. Se limitan a hojear, a leer los titulares y los destacados del Faro de Vigo, un periódico volcado en amparar al personaje mas pernicioso para la ciudad de Vigo, disimular o esconder sus mentiras y ayudar a llevar al huerto a los vigueses, unos ciudadanos que anualmente nos dejamos gran parte de nuestros impuestos en anuncios oficiales, decididos en cuanto a su publicación por quien, a su vez, 'okupa' gracias a su colega de fracaso electoral, los destinos de una ciudad a la que entre los intereses y las bobadas de unos y los clamorosos y culpables silencios de otros, están llevando al más absoluto desmantelamiento.


No todo vale.

Te puede interesar