Opinión

MAMÍFEROS EMOCIONALES EN ESTADO PURO

El ser humano, es un mamífero (algunos mas mamíferos que otros) con un alto porcentaje de emociones en su capacidad de reacción y con un sentido de la supervivencia avanzado. En algunos se dan ciertas capacidades intelectivas, aunque generalmente orientadas hacia la propia supervivencia, siendo excepción los casos en que esa capacidad se orienta al servicio de lo público (la política con mayúsculas) o a la consecución de la búsqueda del conocimiento y la sabiduría (la ciencia y la filosofía).


El equilibrio entre la razón y las emociones, el sentido en manejar ese equilibrio y el adecuar cada reacción a los porcentajes de cada cosa que la situación demande, es la base de la sabiduría.


El individuo tiende y busca la felicidad (un derecho en la constitución americana) y para ello trata de transitar por aquellos caminos que mejor conducen a tal fin. La política tiene como misión allanar ese camino, proporcionar al ciudadano el campo ideal en donde poder desarrollarse, ayudarle en tales propósitos.


La principal virtud de la democracia consiste en hacer participe al ciudadano de la decisión en cuanto a quienes son los adecuados para conseguir que las cosas se allanen en el objetivo de su búsqueda de la felicidad. Como contrapartida, el grave problema es que la mayor parte de esos mamíferos no están ni medio preparados para tomar tamaña decisión, máxime si los posibles adjudicatarios de su confianza están dispuestos a emplear las peores armas para confundirlo, engañarlo y valerse de su ingenuidad para conseguir su único objetivo, su supervivencia a costa del ciudadano, haciéndole creer que ellos son un manojo de dedicación a los demás, puro desprendimiento y honorabilidad inquebrantable.


En este panorama, y en la ciudad de Vigo, los restos de un partido en descomposición como es el BNG, cuyo único objetivo conocido, o al menos el mas divulgado, a parte de su profundo odio a la derecha, es que todo lo que se haga, bueno o malo, sea gallego y en gallego.


Para corroborarlo, aun a pesar de ser enemigos del PSOE, de perder las elecciones, de poner a su colega enemigo-perdedor al frente de la ciudad en contra de la voluntad popular, de que este no solo lo ningunease durante cuatro años, sino que le hiciese las mayores perrerías, con mofa, befa y bufa incluidas durante todo este tiempo, en aras del odio a la derecha ya descrito, de no perder la alcaldía de Pontevedra a costa de Vigo y del coche oficial, le siguen apoyando sabiendo que la ciudad, con tal okupa en la alcaldía, se está yendo a pique (véase el último informe Ardan), y no por la crisis, sino en comparación con el resto de Galicia. Por si ello fuera poco, y analizando la labor del colega, exponen en rueda de prensa lo siguiente: 'falta de gestión, parálisis e ineficacia, abandono del Casco Vello y de la cultura, ruptura de relaciones con los colectivos vecinales, parálisis de la gerencia de urbanismo con plazos de concesión de licencias absolutamente escandalosos, falta de actividad en normalización lingüística e igualdad, deportes, comercio y turismo, absoluta incapacidad de negociación con otras administraciones, paralización absoluta a costa de enfrentase constantemente con el PP, funcionar a toque de corneta, etc.'


Tras no caerles la cara de vergüenza en apoyar tamañas actitudes de desprecio absoluto a la ciudad, y a preguntas de porqué no pactan entonces con el PP, la respuesta se limitó a decir que 'están en nuestras antípodas', sin exponer ni un solo argumento que justifique tal afirmación, y mas cuando el propio PP les ha ofrecido a ellos el gobierno de la ciudad. El odio de sus teóricos votantes a la derecha y el no perder la poltrona de Pontevedra, pesan infinitamente mas que la defensa de los intereses de Vigo. Definitivamente, nuestra política en minúscula, nada tiene que ver con la razón, ni con la inteligencia.


Mamíferos emocionales en estado puro.

Te puede interesar