Opinión

Un gramo de metafísica

El ser humano, por encima de cualquier otro ser vivo, está dotado de inteligencia, de llegar a conclusiones tras un proceso mental de conocimiento y deducción, como punto culminante de su camino evolutivo. En uso de esa facultad y en la búsqueda seria (creencias aparte) de la respuesta a sus inquietudes metafísicas, necesidad inevitable según Kant, cabe seguir haciéndonos, entre otras muchas, toda una serie de preguntas, por otra parte constantes a lo largo de la historia de la filosofía, desde nuestra condición de “animal metafísico” como nos describía Schoppenhauer.

¿Qué significado tiene la palabra “dios”? ¿Es dios simplemente una idea, una energía, un concepto último? ¿Es la respuesta y a la vez la búsqueda a la explicación de nuestras limitaciones?. Por otra parte, ¿Hay Dios?. La respuesta es clara y a la vez enigmática: Nada sabemos, puede que sí o puede que no, y aquí caben toda una serie de consideraciones.

Si no hay Dios, ¿Quién ha hecho y puesto en funcionamiento el universo que conocemos? Si lo ha hecho Dios, ¿quién ha hecho a Dios?, ¿qué había antes? ¿Puede nacer algo, aunque sea un Dios, de la nada? ¿Es la nada anterior a Dios? ¿Es posible que no haya habido un principio y todo exista desde siempre?, si ha habido un principio, ¿habrá también un final? Se nos hace difícil admitir esa teoría, pero pensemos en un trozo de cuerda, con un principio y un final, no obstante si unimos el principio con el final, se nos convierte en una rueda sin principio ni final, siendo la misma cuerda. Si esa misma rueda la vemos atravesando un río, solo apreciamos el semicírculo que vemos al aire, pero sus componentes al cabo de un tiempo y al girar se sumergen, pasan un tiempo bajo el agua ajenos a nuestra percepción y vuelven a hacérsenos perceptibles en la superficie algo similar a una especie de reencarnación. ¿Han dejado de existir?, ¿existen en otra dimensión? ¿Es el círculo de lo infinito?

Si en lugar de buscar los orígenes pensamos en el final de todo, y suponemos que un hipotético Dios acabara con todo, solo quedaría él y por lo tanto no habría un final, salvo que ese Dios se esfumara convirtiéndose en nada, en el vacío. Si ello fuera posible, ¿también podría haberlo sido crear de la nada?.

Por otra parte, si suponemos que existe algún dios, habrá que pensar que lo puede todo, ya que si no es así, ¿qué Dios sería?. Si lo puede todo, es indiscutible su facilidad para intervenir en los desastres naturales (no provocados por el hombre) causantes de las mayores miserias que acaban indiscriminadamente con millones de personas (terremotos, sunamis, movimientos de tierras, etc.).

Es evidente que, se trate del dios que sea, no lo evita.

Así las cosas, ese hipotético Dios, ¿es bueno, malo, protector, vengativo, caritativo, justiciero?. Si es bueno, caritativo, protector y todopoderoso debería intervenir en aquello que causa tanta miseria e injusticia, al menos los humanos lo haríamos, si pudiéramos. Por otra parte si no interviene, ¿es que no puede?, ¿es acaso malo, vengativo y justiciero?

Si no sabemos si existe dios alguno, si tampoco sabemos si es o no todopoderoso, ni bueno, ni protector, ¿por qué adoramos irracionalmente a tantos dioses y ha sido la causa de mas muertes a lo largo de los siglos el demostrar que nuestro Dios es mas verdadero que ningún otro?

La filosofía y la ciencia nacieron en la antigua Grecia como alternativa a las religiones en la búsqueda sensata, intelectiva y racional a los fenómenos desconocidos por los seres humanos. Desde ahí, por ese camino, y a lo largo de veinticinco siglos, el ser humano ha descubierto mas del 90% de los fenómenos a los que entonces se les atribuía un origen divino.

Desde el respeto a todo tipo de creencias, opiniones y teorías, es la duda, la interrogación, la constancia, el afán de conocimientos y el uso de nuestra condición de seres pensantes, aun admitiendo que moriremos sin la certeza de la respuesta a gran parte de nuestros interrogantes, y no la superstición o el fanatismo, lo que nos hace más personas, más libres, más tolerantes, y en definitiva más útiles a los demás.

Te puede interesar