Opinión

VENTAJAS INMERECIDAS

No es la primera vez, calculo, que el ministerio público se aviene a suscribir un pacto en procesos aplicados a ciertos delitos preferentemente monetarios en los que el fiscal establece un catálogo de condiciones previas sin cuyo cumplimiento el acuerdo es inviable. Se utiliza creo en casos muy concretos, en los que se juzgan delitos de carácter especialmente fiscal en los que el abono de las cantidades adeudadas se estipula como paso previo antes de abordar el resto de las condiciones A esto es a lo que al parecer aspiran los imputados principales en el caso Nòos, el yerno del Rey y su en tiempos íntimo amigo y colaborador, cuyos abogados se han acercado a la Fiscalía Anticorrupción para tratar de establecer un acuerdo que libre a sus clientes de esa cárcel que se anuncia inapelable.


Sin embargo y aún existiendo precedentes, la propia calidad de los individuos imputados, sus conexiones con las más altas instituciones del país, y el uso que de ellas han hecho como argumento para la consecución de condiciones favorables que permitieran sus operaciones invalida a mi juicio las posibilidades de entendimiento, y una condena mínima a cambio de un reconocimiento de culpabilidad causarían en la sociedad española gran escándalo. Casualmente, el asunto Urdangarín tiene mucho de ejemplarizante, y si los fiscales aceptaran esta componenda deslegitimarían el principio de igualdad ante la Ley que subyace en la esencia misma del caso Urdangarín. Ni él ni la infanta Cristina ?colaboradora de hecho- merecen ya el respeto de los españoles. Mucho menos, un pacto que propone ventajas inmerecidas para un ladrón de guante blanco. Y es que él mismo así se reconoce en sus pretensiones.

Te puede interesar