Opinión

COMO NUNCA Y COMO SIEMPRE

Si como se empeñan en reflejar las encuestas más recientes, el Partido Popular alcanza la mayoría absoluta también en Andalucía, no existirá en la reciente historia de España un partido con mayor poder político y nadie habrá obtenido un respaldo social más sólido que este PP de Rajoy que lo abarca todo. Salvo la ínsula de Cataluña y el poder compartido y ahora descuadrado por la irrupción de Amaiur en Euskadi, todo lo demás le pertenece, sobre todo lo demás manda y en todo lo demás puede ejercer su autoridad responsable sabiéndose garantizado por el apoyo de la mayor parte de la ciudadanía que le ha entregado los mandos para que, libre de condicionamientos y protegido por el sufragio popular, construya un país sobre las cenizas del que se encargó de dejar en prenda un perfecto irresponsable cuyos disparates ya forman parte del pasado difuso y al que alguien un día habrá quien le pida cuentas. Zapatero gobernó un país en crisis pero quedan pocas dudas sobre el hecho de que gran parte de la crisis fue él mismo.


Este paisaje propone por lo tanto la posibilidad de una toma de decisiones con el respaldo garantizado y la posibilidad de actuar en un contexto soñado por el gobernante. Si en las condiciones de mayoría y respaldo de las que disfruta, Rajoy no osa entrar a saco en los ámbitos degradados y absurdos que le han transmitido, nadie va a poder hacerlo nunca ni nadie va a gozar de tantas prerrogativas para devolver el país a su orden lógico: Por desgracia y hasta el momento, la cuenta siguen pagándola los mismos y se han subido impuesto, carburantes y el trasporte, y poco más. La legitimación de la que Rajoy disfruta deberá servir para muchas más cosas.

Te puede interesar