Opinión

GENIOS CULTIVADOS

Lang Lang, pianista chino de 29 años que colocan ya a la altura de sus admirados Horowitz, Rubinstein y Michelangeli, cuando era un niño sufrió el rechazo de una profesora que le hizo la vida insoportable porque su genialidad destacaba sobre los otros alumnos.


Esa mujer era el producto natural del comunismo, que impone la igualdad e impide el individualismo.


El trauma que sufrió Lang Lang lo describe Jesús Ruiz Mantilla en el último semanal de El País, periódico que apoya constantemente conductas como la de esa profesora.


Al defender el igualitarismo ordenado hace 22 años por el PSOE con la LOGSE, después la LOE, el influyente diario ha contribuido a que muchos posibles Lang Lang españoles de cualquier habilidad hayan matado su genialidad, sacrificados a la homogeneidad y no competitividad que propugnan esas leyes.


Que tratan de impedir, como aquella profesora del socialismo igualitario que ya está abandonándose en China, que el individuo destaque de la masa.


Igualitarismo que exigieron mantener con determinación muchos profesores madrileños que rechazaron unos exámenes que impuso la Comunidad para conocer el nivel de los escolares.


Miles de ellos organizaron huelgas --y aparecieron después con sus protestas en el 15M--, quizás porque temen ser evaluados ellos mismos.


Lo que explica que siendo España uno de los 34 países con mayor inversión por alumno de la OCDE aparezca entre los de peor formación, según el informe PISA.


El rechazo a la calidad se agudizó este último año al crearse en Madrid un instituto público para alumnos sobresalientes.


Prensa y organizaciones autoproclamadas progresistas condenaron ese elitismo que quizás consiga, por fin, cultivar otros Lang Lang de cualquier saber o arte.


Como en centros normales estos alumnos están estigmatizados, el curso próximo Madrid abrirá seis institutos similares más.

Te puede interesar