Opinión

FRENTE POPULAR

Si los manifestantes contra el Gobierno con banderas de la II República, o con la hoz y el martillo, con imágenes de Stalin o con esteladas de alguna autonomía, creen representar al pueblo español, posiblemente estarán alejándose del ciudadano.


Quienes se exhibieron el 1 de mayo tras esas enseñas, sin que apareciera entre ellos ni una sola bandera de la Constitución, pierden así adhesiones, al menos las de las enormes masas de españoles seguidoras de la Selección Nacional de Fútbol.


Las banderas, emblemas y lemas de CC.OO, UGT, Izquierda Unida y sus comunistas, independentistas y el PSOE, son preconstitucionales y de espíritu anticonstitucional.


Aparecen como nuevo Frente Popular, simplemente, porque la democracia ha permitido que gobierne la derecha tras vencer electoralmente a la izquierda por mayoría absoluta.


Protestan contra la Constitución creada en 1978 por los españoles, y que los situó entre las otras democracias europeas con monarquías multicentenarias.


Porque, o se quiere volver al Frente Popular de la II República, o defender la Constitución.


Se está con los sanguinarios Lenin y Stalin, o con la democracia. Con el nacionalismo que espera provocar conflictos como los de la ex Yugoslavia, o con la convivencia entre iguales.


El PSOE, la izquierda civilizada y democrática hasta el Santo Advenimiento de Zapatero, ha quedado tan perturbado por este bipolar ideológico que retorna al frentepopulismo.


Vuelta a la II República y a su bandera con franja morada de la que aún no se sabe ni cómo ni por qué se impuso, porque la I República conservaba la bicolor actual.


Pues que refunden ya el Frente Popular que reclame la III República con bandera tricolor y, si quieren también, el marxismo-leninismo y la dictadura del proletariado


Irán menguando y tendremos décadas de PP, y monarquía varios siglos.

Te puede interesar