Opinión

MINGOTE, SIEMPRE

Quienes tuvimos la ventura de conocer a don Antonio y de leerlo, verlo, admirarlo, sabemos perfectamente que hemos perdido a uno de los hombres más equilibrados del vivir en el mundo actual.


Muchos creerán que Mingote era simplemente un humorista. Y en realidad no ha aparecido la palabra que configura lo que Antonio Mingote ha sido porque no saben que era un gran escritor con obras (incluso tetatrales) de gran éxito, y libros con filosofía dentro. ¿Quién no ha leído su 'Historia de la gente', para entendrer la vida y contrastar el pasado y... el futuro?


Me decía un amigo que como es posible hacer ?dibujar- un chiste cada día.


Le contesté que no sabía como aunque me pasé veinte años haciéndolo.


Nos dijo una vez Mingote, a Quesada y a mí, durante un almuerzo cerca del puerto, con cierta guasa seria: 'Cogiendo el lápiz'. (Y algo de eso hay. Piensas, piensas y... el chiste sale. Quizá se nace y se encuentra ?el humorista- con el fenómeno que produce el dibujo. Es lo que llamamos humor pero que no sirve exactamente para definir al individuo.)


Pero no es el humor un efecto único. El humor necesita un acompañamiento grande para la creación mental: ¿con qué se compara o a donde se manda para q ue cuando el lector lea el trabajo se sonría o medite unos instantes y coincida con el autor? Porque hay quien cree que los humoristas están todo el dia haciendo chistes. No. El dibujante de humor no está incluido en el grupo social de los chistosos, chascarrilleros o graciosos 'per se'.


Ahora mismo, si el humorista tuviese que tomar un patrón completo debería echar mano al recuerdo de don Antonio. El humor es un arma utilizable según el momento, juntamente con la reflexión sobre lo que podríamos llamar objeto del tema chistoso.


Mingote era un hombre serio, que basaba su humor en el contraste de lo real y lo imaginado. Era un filósofo y un 'magister' que quería correqir con sus 'chistes' que emanaban del dibiujo y las palabras adjuntas ?si las llevaban-.


Llegó por su talento imaginativo a la cumbre del humor porque era un profundos sabio conocedor de la vida humana.

Te puede interesar