Opinión

El escrúpulo, o tal vez no

-¡Que no se dice dice así, animal! - Ah, ¿no? ¿Pues cómo, sabihondo?

-Crepúsculo... Me acomete el crepúsculo...

-Hala... Vaya dos... se dice... escrúpulo. Me acomete el escrúpulo... Es decir: que temes arrepentirte luego, que a lo peor te equivocas y, en fin, que te puedes equivocar- clta don Verísimo.

-¿Y tù como lo sabes?

Llega Gorecho y dice a los contertulios:

-Me acomete el corpúsculo...

-Porque lo leí en el título, arriba...

-Así, cualquiera.. Pero, ¿ por qué causa has hablado del escrúpulo, Gore?

-Porque hoy, pero en el año 1813, el marques de Campo Sagrado, que era el comandante militar de Galicia...

-¡Menudo facha de entonces...!, -dijo algún tipo izquierdista que había puesto la oreja y oyó el nombre, mejor el apellido de mílite. ¿Saben ustedes lo que ha hecho, mejor dicho, ha ordenado?

-Cuente, venga...

-Señores: los agravios que dicen que hizo el clérigo valiente y constitucional

Acuña y Malvar a las que se unió el vecino de Vigo Manuel Gómez llamado el Chasco fueron serias. Intentó con dineros que juntó con los vecinos de Domayo quiso independizar Cangas pero no fue posisble y tuvo que huir..

-Oiga; y esto ¿es verdad?

-Hombre si quieren les leo un trozo de como Acuña impugnaba a Campo Sagrado, como un indignado normal de este país de las últimas elecciones. Escuchen –y desplegó un folio en el que Malvar exigía al militar que disolviese la Inquisición, la constitución violada, su mala fe, su postura punible, injusta, temeraria, ratera, extravagante, cismática, ridícula, providencialista, intempestiva, godoyana, antipolítica, anticonstitucional, antipatriótica. Pero... Malvar fue a la cárcel mucho tiempo y el “Chascu”...¡pechés!

Te puede interesar