Opinión

Los 70 años de Peinador

Opinión

Los 70 años de Peinador

Peinador cumplirá pronto 70 años desde su inauguración como una pista “comercial, de carga y turística”, objetivos que se han mantenido en el tiempo. El aeropuerto ha crecido y mucho desde que se abrió al tráfico aéreo, cuando no pasaba de ser un pequeño aeródromo, construido en una de las zonas más complejas de todo el municipio con la idea de que sirviera a la industria. Antes se plantearon otras ubicaciones, como Cesantes, Panxón y las Gándaras de Porriño, entre otras, pero ninguna cuajó, hasta que se dio con la meseta donde se encontraba la parada del tranvía de Peinador, así nombrada no por el barrio sino en honor del creador de los trenes eléctricos infelizmente desaparecidos hace medio siglo. No hay muchos aeropuertos en un monte y menos aún cercados por la niebla como la terminal viguesa, que ha sido un castigo permanente y que ha lastrado su desarrollo. Con un tráfico reducido, Vigo ya tenía un ILS, el primero, que permitió el primer despegue real con reactores. Luego llegaría el II, que inauguró Zapatero siendo presidente con el vuelo más corto de la historia de la aviación gallega, un trayecto entre Santiago y Vigo. Hace algo más de un año llegó el III, el definitivo, modelo "premiun", que se encuentra en los aeropuertos más importantes del mundo. Hoy por hoy no hay más. 
Pese a ello, continúan los desvíos y suspensiones, pero las causas son otras, entre ellas que no todos los aviones están adaptados para operar con un sistema así. Y además, el viento. Aunque el gran peligro para la próxima década es la competencia creciente. Portugal unificó todos sus puertos y aeropuertos, mientras en Galicia rige el sistema feudal. Somos así. Pero ahora con ILS III.

Comentarios