Opinión

El laberinto administrativo

Opinión

El laberinto administrativo

Fue en 2006. Inolvidable titular : “Karpin compra Barrio do Cura para su urbanización en tres años”. Karpin, propietario entonces de una promotora viguesa, vive ahora en Rusia y ha vuelto al fútbol como entrenador. Siempre fue un tipo listo y acaba de relanzar su carrera tras conseguir que su equipo, el Rostov, se encarame a la segunda posición de la liga. Es posible que desde la extrema lejanía todavía recuerde aquellos días, 13 años atrás, en que recibió promesas y compromisos de que habría agilidad en la tramitación de permisos para el desarrollo del entorno. El proyecto lo realizó el prestigioso Alfonso Penela, que sigue firmando 13 años después, ya con otra promotora, ésta con sede en la capital de España. Barrio do Cura, en su versión 2019, acaba de conseguir vía libre del pleno esta semana, aunque la pesada maquinaria administrativa, un laberinto con la firma de Dédalo, que aún no ha finalizado y todavía restan informes sectoriales y alegaciones antes de que vuelva al Concello para la ratificación de la actuación. A partir de ese momento, pongamos en los primeros meses de 2020, se podrá poner en marcha la construcción de edificios, la ampliación del mirador del Paseo y la conexión de Torrecedeira con Pobladores, que es una idea que se remonta a más de medio siglo atrás y que nunca se ha podido resolver. En este tiempo, alguna de sus piezas han sufrido cambios, y la fachada del asilo se quedará donde está, única garantía de su conversación, aunque dentro de otro inmueble, un eclecticismo que da miedo echando un vistazo al terrible resultado obtenido por la inclusión de la Metalúrgica en la nueva sede de la Tesorería, en García Barbón. Esta vez parece que va en serio aunque en Vigo nunca se sabe. El tramo más difícil de desarrollar de Rosalía de Castro, entre las calles Pontevedra y Oporto, se ejecutó en tiempo récord, mientras que la parte final, desde Serafín Avendaño hasta García Barbón, necesitó otros diez años. Y eso si el FMI no acierta y otro viento de recesión se lo vuelve a llevar todo.

Comentarios