Opinión

un pequeño impulso, una enorme terminal

Resulta evidente que Volotea no va a resultar ninguna solución para los males de Peinador, que son como los del país, profundos y sistemáticos, pero su llegada a Vigo tiene que ser celebrada como lo que es, como un pequeño impulso al aeropuerto en su peor momento. Volotea y Orbest, que se suma en días, son compañías pequeñas que han decidido probar en la terminal de las Rías Baixas con rutas estacionarias que quizá (sólo quizá) acaben por consolidarse si el nivel de ocupación alcanza un mínimo. De todas formas no hay que hacerse ilusiones: estos enlaces mejorarán algo las cifras pero poco más.

Peinador, como Alvedro y ahora también Lavacolla, tiene un serio problema relacionado con la recesión que como pandemia lo toca todo. La caída de pasaje se explica por ello y de un modo más concreto porque el aeropuerto vigués tiene mayor porcentaje de viajeros de negocios que cualquier otro de España. Por tanto, 2012, como había pronosticado Roig, de Mercadona, será mucho peor que 2011 y en el apartado de cifras dejará como herencia unos 800.000 pasajeros, un nivel superado en 2004, en plena etapa de crecimiento sin fin. Poco después se decidió desde AENA la ampliación de las instalaciones de los tres aeropuertos gallegos con una inversión en torno a 500 millones cuyo resultado está a la vista en Santiago, con una macroterminal para ocho millones de pasajeros por la que no pasarán más de dos, y en Vigo con un párking donde se ha ordenado apagar las luces para ahorrar algo ante el sideral vacío en que se encuentra. El siguiente paso será la inauguración de la T2 de Peinador, que multiplicará hasta tres millones las posibilidades de pasaje… cuando pasará mucho tiempo hasta que recupere los 1,5 millones. Lo último que necesita Vigo es una imagen de la nueva terminal tan desierta como las pistas de los aeropuertos de Castellón y La Mancha. ¿Soluciones? Todavía hay tiempo de ajustar el proyecto, o reutilizar el nuevo espacio, adecuándolo a la oferta futura. Todo menos una foto del vacío que sea portada en Alemania. El aeropuerto de Santiago ya sufre ese baldón.

Pd. ¿Qué hacía el Gran Timonel y su corte palmera ayer en Peinador? ¿No tiene otra cosa que hacer? Me temo que no.

Te puede interesar