Opinión

Cuatro conclusiones tras las europeas

La primera, que el PSOE mantiene la fidelidad de los vigueses incluso en los peores tiempos, con la excepción de las recientes autonómicas, pero eso fue únicamente por la campaña nefasta, propiciadora del voto hacia el BNG para tratar de tumbar a Rueda. Después de caer a la tercera posición incluso en Vigo, baluarte absoluto, el PSOE volvió a ganar, aunque con un dato muy inferior a las anteriores europeas. Se explica porque en aquella cita hubo también municipales, con el tirón añadido de Caballero.

La segunda, que el Partido Popular se mantiene estable, sin grandes oscilaciones y ligeramente al alza, pero lejos de los porcentajes que logra en el resto de la provincia y de Galicia. Muy lejos, casi diez puntos menos. Y eso se explica porque carece de un liderato claro y un equipo con un programa que ilusione. En estas condiciones, mantenerse es lo mejor que puede lograr. No es poco, pero insuficiente.

La tercera, que el BNG ha dado un paso adelante en su consolidación. En anteriores ocasiones había conseguido grandes resultados, para a continuación desplomarse. No hay más que recordar que tras conseguir la Alcaldía, nada menos, ocho años después quedó fuera de la Corporación municipal. Pero tras el éxito “prestado” de las autonómicas ha pasado muy bien la reválida, con un porcentaje muy elevado.

Y la cuarta, que Tezanos no se equivocó. Anunció que el PSOE ganaría con cinco puntos sobre el PP y fue casi al revés. No se trata de un error, porque su labor al frente del CIS no consiste en intentar conocer la opinión política o social de los españoles, sino de influir con encuestas trucadas y forzar profecías autocumplidas. Es un militante ejemplar al servicio a tiempo completo de MR PS pagado con los impuestos de todos.

Te puede interesar