Opinión

blanco ha vuelto, quizá para quedarse

Pues sí, ayer volvió a dar la cara el exministro de Fomento y exnúmero 2 del Gobierno y del PSOE y líder en la sombra de los socialistas gallegos, lo que demuestra dos cosas: que no ha tirado la toalla en su intención de presidir Galicia antes o después enfrentándose a Feijóo y que ya está convencido de que el turbio asunto de la gasolinera no le traerá más disgustos que la pena del telediario, por la que ya ha pasado aunque quizá no superado aún. Lo segundo es una incógnita, pero lo primero depende en parte de él y está claro que su apoyo “low coast” a Caballero-Espinosa-Silva era porque no veía clara la jugada y porque todavía cree tener una mano vencedora.

Habló ayer de los Presupuestos del Estado y dijo algunas verdades, otras cuantas medio-verdades y largó propaganda, sabedor de que en realidad una buena frase le puede ayudar y mucho a recolocarse en el medio de la política gallega. Llamó la atención que asegure que el Presupuesto del Estado está 'inflado', lo que probablemente será cierto si lo dice él porque sabe mejor que nadie hinchar números, y que pidiera el cambio de partidas destinadas a la entrada del AVE a Galicia, al entender que no se podrán aplicar -lo que es probable- para que se utilicen en la estación de Vigo, todavía pendiente de su ajuste. Está claro que sabe a quién tiene que enviar su mensaje.

Con Blanco de vuelta a escena, ya estamos todos y el PSdeG seguirá siendo la misma jaula de grillos habitual, donde conviven más mal que bien tendencias y personalidades tan contrarias que más que un partido parece una coalición mal avenida.


PD: Iba a señalar la enésima falsedad del Gran Timonel, sobre la Ciudad de la Justicia, que no se construye por su incapacidad o/y dolo, y el hospital, que boicotea. Pero resulta inútil y cansino. Ha perdido el sentido político y ya no queda más que esperar a que lo recobre o se vaya.

Te puede interesar