Un cargo de conciencia

Un cargo de conciencia
Como estamos en época de turismo sin precedentes con juergas, buen tiempo - por lo menos la temperatura - y todo tipo de turista además de una especie de ‘Cierre por vacaciones’ de la mayoría de los establecimientos sin contar que estamos en un puente estupendo, he decido presentarles la sinopsis de mi última novela que una vez más se desarrolla totalmente en Galicia, específicamente en la ciudad de Ourense. Es romántica con tres personajes principales. Una maestra inglesa que conoce a un diplomático gallego - de Ourense - en Irán, se enamoran, se casan y disfrutan de una vida internacional plagada de intriga y suspense durante 20 años culminando en el destino del marido como alto representante de España ante las Naciones Unidas. Pero un día, ya bien establecidos en Washington el marido comienza a sufrir, a una temprana edad de la enfermedad del Alzheimer. A partir de este momento comienza el horror de ver como sufren, similar a millones de seres humanos el mundo entero, en este caso su mujer, los familiares del enfermo/a. Otras enfermedades mortíferas que pueden ser, por ejemplo, el cáncer o incluso el Parkinson son igual de dañinas a los seres queridos, pero al contrario de la demencia como es conocido, el paciente sigue consciente de sus actos. Al del Alzheimer destruye poco a poco la memoria del cerebro sin olvidar del deterioro gradual de su salud en general. La razón por mi interés en escribir, ficticio desde luego, sobre un tema tan serio y sensible como éste había nacido hace años. Aunque personalmente mi único caso familiar fue una tía en Inglaterra hace muchos años, sí he sufrido la pérdida de muchos amigos/as, vecinos, compañeros/as de las empresas en que trabaje. La novela, ya completada está dedicada a la Asociación Mundial el Alzheimer. Ahora bien, el guion es muy controvertido. En primer lugar, está escrito en primera persona y por una mujer – la maestra. Incluye la iglesia católica, la pareja es católica y practicante. Internacional por los distintos destinos que ocupa el marido. Intriga al descubrir su mujer que, además de diplomático es un miembro de la CNI persiguiendo información sobre la amenaza del terrorismo islámico, especialmente en Latino América. Y adulterio cuando finalmente es internado en un centro de geriátrico y la maestra conoce al tercer personaje que es un asistente social del centro. Lo más polémico es que la novela, además de romántica como explique al principio es extremadamente erótica y es la base de la historia. Cualquier persona que se dedica a escribir novelas sabe muy bien que lo principal es investigar el tema, en este caso concreto la enfermedad de Alzheimer. Lo que descubrí es increíble. Además, lo de adulterio del conjugue sigue siendo controversial porque las iglesias tanto católica como la ortodoxa judía están totalmente en contra de una relación extramatrimonial, aunque el paciente ya no sabe quién es su pareja. La Asociación no se incumbe por reconocer que es un tema totalmente personal. Lo dejo ahí salvo concluir que el libro está presentado en varios concursos internacionales y aunque la parte erótica se asemeja a capítulos de ’50 sombras de Grey’ no tiene nada en absoluto que ver con esta otra novela. Las de la autora E.L. James son puro masoquismo sexual. Mi novela en el fondo es muy pero muy romántica que hará llorar al que lo lea. Os aseguro. Le pasó a mi mujer e incluso aceptó - con rin tin tin - las descripciones sexuales, Por cierto, está en inglés. Sorry!